ESA MUJER

Mis manos en tu rostro

Escuchando esta canción, “Ese HOMBRE”, de Rocío Jurado  crees que nada va a cambiar, que cada día va a seguir siendo  el mismo calvario y que posiblemente, tú,  tengas la culpa porque no siempre estás igual de bella, igual de servicial, igual de viva…  y vuelves a poner tus manos como escudo una y otra vez cayendo rendida en la desesperación de tu cruel presente que sin quererlo  está  sumido ya,  en un tal vez, menos aciago futuro.

– ¿Cuándo vas a decir basta ya?.

Y gritas: ¿por qué?, ¡si él me amaba, si cada día era su vida entera y su razón de ser. Si al mirarse en mis ojos se veía en ellos hasta en los momentos más dolorosos siendo yo,  toda esa fuerza que a él le faltaba para afrontar cualquier dificultad!, eso es lo que me decía después de cada paliza entre lágrimas y sollozos de perdón. Y mi alma se desgarraba de dolor. Lo físico se  me acababa pasando con calmantes y disimulos pero la herida sangraba en lo más profundo de mi ser.

 – ¿No te das cuenta de que, Tú, eres el verdadero coraje?, el  que tienes para combatir su debilidad y su inseguridad, la que muestra al  ofrecerte todo ese odio, su maltrato y su violencia, sin ningún motivo, siendo el insufrible miedo el que habla por ti, paralizándote sin darte opción de replicarle, de ponerle en su sitio, de decirle que no es tu dueño…

Por más que intento ponerme en tu piel no puedo llegar ni por un instante a experimentar tal sensación de impotencia, de desolación y rabia  de una mujer a manos de su compañero de vida; la persona que debería entregarse a ti en cuerpo y alma, ofrecer todos sus esfuerzos por lograr una felicidad completa a tu lado, caminando ambos  en la misma dirección, disfrutando de cada momento de convivencia cordial y afectuosa o por lo menos, intentarlo porque es sabido que nada es de color de rosa, pero querida amiga, te quiero demasiado como para seguir consintiendo tanta humillación…

Sólo me queda ya ¡Abrirte los ojos que le diste!.

Alza tu voz y no permitas que tu dignidad y tu libertad quede mermada por nada ni por nadie. Hay salida, no creas que estás sola, todos estamos contra esta lacra social que hay que erradicar  lo antes posible por el bien de todos, porque no estamos dando ningún ejemplo a los nuevas generaciones. Hay ya demasiados menores sumergidos en procesos de intolerancia y falta de respeto. Niños y niñas asesinados junto con sus madres y ellas perdiendo la vida en su presencia.

Si me estás leyendo, esa mujer, que daría la vida por sus hijos, tienes que hacerlo, es tu deber y tu ejemplo llegará a cambiar esta realidad que no has buscado y que no te mereces. Atrévete a llamar, a denunciar, a reclamar que el sistema judicial funcione desde el minuto cero y que no haya ni una mujer menos en este país o en cualquier parte del mundo que pierda la vida de esta forma tan absurda e irracional.

TELÉFON 016
NO ESTÁS SOLA.
No a la violencia de género
Pisando fuerte contra el maltrato

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.