Re-INTERPRETANDO A DALÍ

Adaptación fotográfica de La Muchacha en la Ventada de Salvador Dalí

Entono el mea culpa por el deterioro que haya podido causar, con mi fugaz click, cuando no pude resistirme  a realizar una fotografía de este impresionante cuadro del genio Salvador Dalí y saltarme todas las prohibiciones (igual me delato a mí misma, pero son cosas que pasan). De hecho, ya me llevé la consiguiente bronca del guarda de seguridad del Museo Reina Sofía de Madrid en su día, cuando con una de mis primeras y antiguas cámaras digitales de bolsillo, quería a toda costa hacer robados de los míos; llevarme, (by the Face) para mi album personal, obras de arte que me hacían vibrar y emocionarme,  al descubrir a los genios pictóricos o de cualquier otra índole. Como buena inexperta del arte de la fotografía, ¡era tan joven!, sólo quería tener ese cuadro y millones más en el encuadre de mi objetivo. Ya en las siguientes salas, fue imposible, guardar en la memoria de la cámara el poder evocador del  gigante Guernica de PICASSO (había que alejarse demasiado para que entrase semejante lienzo en el visor y el vigilante, como buen hacedor de su trabajo, venía persiguiéndome desde un buen rato, diciéndome:

– ¡Señorita o guarda Ud. la cámara ya o me veré obligado a echarla del museo!

– No hubo manera de poder llevarme a casa, ni siquiera un trocito de tan espectacular lienzo, el horror de la guerra  visto por otro genio, pero eso sí, la MUCHACHA DE LA VENTANA, para mi fortuna, era bastante más pequeña para lograr fotografiarla aunque fuese a la carrera, en un despiste del susodicho guarda, en un desliz de cambio de sala, regresé  y ¡ZAS, LO CONSEGUÍ!).

Reitero a posteriori mis disculpas, sobre todo ahora sabiendo y siendo consciente de mi imprudencia pero, sinceramente, valió mucho la pena…

Cuadros de Salvador Dalí
Muchacha en la ventana (Captura Original © Alsire_Design)

A pesar de la pésima calidad de mi disparo y más aún,  por el paso del tiempo tras las numerosas copias digitales, reenvíos de uno a otro dispositivo,  hoy sigue siendo una de mis fotografías favoritas y deseo  ahora incluir un post dedicado exclusivamente a ella: la original sin duda,  pero también este trabajo de  re-edición creado a partir de  la primera imagen que capturé y que ha dado lugar a una pequeña colección con diferentes perspectivas y distintas re-interpretaciones del cuadro. Son fotografías adaptadas con doble exposición gracias a las nuevas tecnologías, a veces también,  me ayudan a ilustrar algunas de mis letras bastardas y  después de muchos años, me encanta seguir dándole vida con un modesto  proyecto creativo en torno a uno de mis artistas de cabecera: Eugenio Salvador Dalí, con todos mis respetos y admiración artística.


 

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


Hasta convertirse en las paredes enrejadas y difusas de aquella emisora de radio del camino de la vida…


Con su permiso, le robé el infinito…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.